Mi?rcoles, 24 de diciembre de 2008

Los 5 videojuegos m?s extra?os

Si algo tienen de especial los videojuegos es que permiten a personas comunes y corrientes estar en control de las más increíbles fantasías: desde ser un príncipe de Persia hasta librar batallas integalácticas. Con cada juego, el jugador debe tomar el rol de los personajes más inverosímiles.

Es por eso que cuando en el reino de los videojuegos nos topamos con algo extraño, realmente es algo que desafía todas las nociones de lo que un videojuego debe ser. Cuando el videojuego más popular de todos los tiempos trata sobre un plomero que crece cuando come hongos y tiene que rescatar a una princesa de un lagarto gigante, llamarle a un juego extraño no es usar el término a la ligera. A continuación presentamos algunos de los títulos que más confusión han causado en la historia de los videojuegos.

Tail of the sun

Año de lanzamiento: 1996
Desarrollador: Artdink
Plataforma: Playstation

La llegada del Playstation a inicios de los noventa ocasionó una especie de renacimiento para los videojuegos en muchos aspectos. No sólo los videojuegos habían entrado de lleno a las gráficas en tercera dimensión, sino que los modelos de negocios de Sony fomentaban la creatividad y existencia de todo tipo de títulos "nicho". Dados los bajos costos para producir los discos y las bajos precios de licencia para aparecer en la consola, muchas compañías tuvieron oportunidad de lanzar juegos extravagantes que no estaban destinados para audiencias populares. Actualmente, con los altísimos costos de producción y la presión por crear éxitos de venta, el panorama es muy distinto: la creatividad y los riesgos son mal vistos y se apuesta sólo por lo seguro, lo establecido.

Durante esa primera fase del Playstation Artdink lanzó uno de los primeros no-juegos: Aquanaut Holiday's, en 1995. Se trataba de una especie de "navegador" que permitía al jugador explorar en tercera dimensión terrenos acuáticos y observar la fauna que los habitaba... pero nada más. El juego podía completarse una vez que se atraía suficientes peces (¡"hablándoles"!) a un arrecife de coral, pero el objetivo en sí era explorar el suelo marino, sólo para relajarse. El juego llamó la atención de la crítica por su carácter excéntrico pero no pocos jugadores se frustraron ante el rol pasivo que se demandaba de ellos.

En 1996 Artdink lanzó Tail of the sun, que no se alejaba mucho de la línea de Aquanaut's Holiday. En este juego se toma el control de un cavernícola, que es libre de pasear en vastos campos... y no mucho más. El objetivo del juego es crear una torre de colmillos de mamut que llegue hasta el sol. Los mamuts son elusivos y difíciles de cazar, por lo que mucho del juego implica buscar comida que aumenten las habilidades del cavernícola y su familia.

Si esto suena como una premisa relativamente normal, en realidad la torre es sólo una excusa para el juego en sí: vivir la vida como un cavernícola. Puedes pasar horas y horas simplemente navegando terrenos solitarios, en absoluto silencio, durmiendo cuando el cavernícola se cae de sueño (a veces a media cacería o mientras nada), por semanas, meses... años. No en tiempo real, desde luego (aunque algunos puedan sentirlo asíGui?o, pero conforme se juega y avanza el tiempo, el cavernícola original muere y se toma control de sus descendientes. En teoría, mientras se construye la torre, la tribu va haciéndose más inteligente y hábil, pero pocas personas han logrado llegar tan lejos. El juego lleva como subtítulo Wild, Pure Simple Life (Vida pura, simple y salvaje), y la experiencia es una hipnóticamente aburrida: no se hace gran cosa por horas, pero no debe sorprender si se pasan varias horas con Tail of the sun antes de abandonarlo por completo. El juego se ha convertido en objeto de culto para algunos, que reconocen que logra exactamente lo que intentaba hacer: una simulación de la vida de un neanderthal. La gran mayoría de videojugadores, sin embargo, no fueron tan receptivos a tan extraña propuesta y muchos lo consideran uno de los peores juegos de la historia.



Tags: curiosidades



Añadir comentario