Domingo, 30 de diciembre de 2007

Guia del Legend Of Dragoon Parte 3

CAP?TULO TRES: DESTINO Y ALMA

Llegamos a las costas de Mille Seseau a bordo del acorazado Reina Furia. Las gaviotas nos sobre vuelan y la brisa golpea nuestros rostros de inquietante manera. El grupo desembarca tranquilamente, Albert reconoce el lugar como Furni, la ciudad del agua. Una duda nace en el interior de Albert, saber el motivo por el que Lloyd les desvel? donde ir?a.
La ciudad se encuentra alborotada, un grupo de guerreros se re?nen para establecer la estrategia a seguir para dar caza a Kamuy, un lobo blanco antiguamente pac?fico y que parece haberse revelado contra su amo. El grupo deambula por la ciudad del agua, las historias de nuestro grupo parecen haberse hecho famosas pues no hay ciudadano que no nos reconozca. Nos encaminamos a la casa del alcalde. De sus palabras conocemos la historia del que fuera un cari?oso lobezno. El lobo asust? a la hija del alcalde y huy? al Bosque Verde, su amo y amigo de la ni?a desapareci? con el animal. Shana y la peque?a se hacen amigas. Despu?s de dormir a ?sta, Shana sube a contemplar las estrellas pero pasado un momento cae redonda al suelo, de nuevo esas horribles sensaciones vuelven a ella. Una vez que se recupera volvemos a la carga, salimos de casa del alcalde y nos dirigimos en barca al Norte, pegamos la barca en el lado Este y salimos de la ciudad.
Nos adentramos en el Bosque Verde, para encontrar a Kamuy dejaremos atr?s el punto de salvar partida y llegaremos a un mont?culo. Tras una peque?a escena donde encontramos a un chaval, Kamuy casi nos caer? encima, ambos escapan al verse rodeados por los guerreros que pretenden obtener la recompensa por matar al lobo. La versi?n del chico es muy diferente a la del resto de habitantes de la ciudad, Kamuy defendi? a la amiga del peque?o y se dio a la fuga temeroso de que lo acusaran, como as? ha sido. Pasamos de pantalla en busca del lobo. En direcci?n Norte podremos ver a Kamuy y al peque?o arrinconados, de repente el grupo de guerreros llega con la intenci?n de matar al lobo. El animal ataca al guerrero m?s atrevido y nos obliga a zanjar el tema. La lucha contra el antiguo lobezno es sencilla. No era nuestra intenci?n pero Kamuy yace en el suelo agonizando. Shana posee un coraz?n muy grande como para que el animal termine sus d?as as?, haciendo uso del esp?ritu del Drag?n de Plata devuelve la vida al animal pero convertido en el d?cil lobezno que fue cuando lleg? al pueblo. Todos contentos regresan a la ciudad, excepto nosotros que debemos proseguir la b?squeda de LLoyd. Antes de salir del Bosque Verde Rose se queda retrasada, ante el asombro del grupo nos pide que prosigamos sin ella, tan pronto como pueda se reunir? con nosotros. Pero parece que no es la ?nica, Meru tambi?n se separa del grupo excus?ndose que debe ver a su familia. El grupo queda algo mermado en su n?mero pero debe seguir adelante.
Llegamos a Deningrado donde quedamos admirados ante el fant?stico palacio que preside la ciudad. Seg?n cuentan las leyendas, en el pasado la edificaci?n perteneci? a la raza de los alados, aunque actualmente viven en ?l la Reina Theresa y las cuatro Hermanas Sagradas.
Nos dirigimos a la iglesia de la ciudad y asistimos a una escena en la que se nos cuenta la historia del ?rbol Divino. El ?rbol fue puesto en la tierra por el gran Soa, de ?l salieron las ciento siete razas que poblaron el planeta, de menor a mayor inteligencia. Dos dominar?an el mundo, humanos y alados, ayudados por Dragones y Virages respectivamente. Deseosos de aprender m?s cosas acerca de la creaci?n del mundo, nos dirigimos al fondo de la iglesia para hablar con el bibliotecario. Aguantamos el car?cter prepotente de Ute con el fin de que nos permita la entrada al lugar que tiene a su cargo. As?, vamos al Oeste de la plaza central y entramos por el port?n situado a la izquierda.
Los libros guardan multitud de historias que enriquecen el conocimiento de nuestro grupo. Se nos desvela que los Dragones son la raza m?s poderosa de las nacidas del ?rbol, pero para evitar un dominio absoluto el creador Soa les redujo la inteligencia, dej?ndolos a merced de los Humanos. Hace 11.000 a?os, en la Campa?a del Drag?n, los Dragones libraron feroces batallas contra los Virages. Los Humanos pose?an la forma de Dragoons para dirigir a la raza m?s poderosa, mientras que los inteligentes alados clamaban al poder de los deformes Virages para contrarrestar a los grandiosos Dragones. Tras m?ltiples batallas, la victoria cay? del lado Humano, sumiendo a los alados en una gran derrota que los oblig? a vivir ocultos en los bosques.
De la misma magnitud que la Campa?a del Drag?n, existe una leyenda que narra la historia del Monstruo Negro y el Hijo de la Luna. Este ?ltimo nace cada ciento ocho a?os en la tierra para realizar una tarea encomendada por el Creador. Pero ?sta nunca se ha visto realizada, pues el Monstruo Negro siempre pone fin a la vida del Hijo de la Luna. El Monstruo Negro fue igualmente creado por Dios, pero nunca supondr?a que se revelar?a contra ?l.
En la conversaci?n mantenida con Ute averiguamos que la segunda Hermana Sagrada, Luanna es una superviviente de la tragedia del pueblo de Dart, Neet. Nuestro protagonista piensa que posiblemente Luanna pueda aportarle alg?n dato m?s sobre lo que all? ocurri?.
Presenciamos como Rose llega precisamente a Neet. En el lugar se encuentra Luanna, con otra Hermana Sagrada, visitando la tumba de su madre. Ambas se conocen y la Hermana Sagrada relata a Rose la visita del Monstruo Negro a Neet. La finalidad de arrasar el pueblo por parte de la bestia fue la de encontrar a la Princesa Louvia, la reencarnaci?n del Hijo de la Luna. Afortunadamente la Princesa hab?a escapado a tiempo hacia el mar (aunque como vimos en el barco fantasma el Monstruo les dio caza) d?ndole esquivo. Luanna qued? ciega debido las llamas del lugar, peor parte se llev? su madre que fue asesinada. Tras la charla Rose se ofrece acompa?ar a las Hermanas a Deningrado.
Ahora asistimos a la llegada de Meru a su poblado. Nos sorprende un tanto ver como la joven pertenece a la raza de los alados. Su acogida dista mucho de ser calurosa, las leyes de los alados hacen repudiar a los miembros que se han ido por voluntad propia. Meru se siente muy triste cuando sus propios padres le piden que salga del poblado, al que ya no pertenece. Antes de regresar con el grupo, un antiguo amigo de Meru le comenta que el pueblo tiembla ante el despertar del Drag?n Divino. La joven le recuerda que los alados poseen la Matadragones y el Cetro Bloqueador de Dragones. El amigo corrige a Meru dici?ndole que la espada ha sido robada (la tiene Lloyd en su poder) y por esto el pueblo se encuentra temeroso de una venganza por parte del Drag?n.
Una escena en FMV nos muestra como el Drag?n Divino va rompiendo el sello que lo sum?a en un profundo sue?o, nada bueno puede salir de aquello.
Recuperamos el control del grupo, sin saber a ciencia cierta que hacer nos dirigimos a la entrada de la ciudad. Antes de salir nos topamos con Rose y las Hermanas Sagradas, sin apenas tiempo para hablar la ciudad empieza a temblar. El Esp?ritu del Drag?n Rojo de Dart brilla intensamente, una fuerza de igual magnitud se acerca. Como supon?an las Hermanas Sagradas el Drag?n Divino ha vuelto a la vida. Demostrando su enorme poder sobre vuela Deningrado en un par de ocasiones, el caos se siembra en el pueblo s?lo con el batir de sus alas. El Drag?n se posa en una llanura cercana observando el palacio, cual salvaje animal tantea a su presa antes de atacarla.
Meru llega corriendo hasta donde se encuentra el grupo. El secreto que le dijo su amigo se confirma. Luanna cuenta la historia del Drag?n Divino, el cual fue encerrado por los alados en tierras de Mille Seseau. Dart y sus compa?eros se presentan como Dragoons, humanos capaces de dominar la fuerza de los Dragones, se ofrecen as? a derrotar el peligro que acecha la ciudad. Las dos Hermanas Sagradas convencen al grupo para que se presenten en el palacio. All? la Reina Theresa y Miranda, primera Hermana Sagrada, reciben a nuestros protagonistas. La ?nica posibilidad de vencer al mitol?gico Drag?n es teniendo la Matadragones y el Cetro Bloqueador, Meru no tiene m?s remedio que confesar que estas armas se esconden en el Bosque de los alados, al Norte del Bosque Verde. R?pidamente nos dirigimos a la salida del palacio, antes de salir nos damos cuenta que Shana no viene con nosotros. Volvemos sobre nuestros pasos y descubrimos a nuestra bella amiga en la sala superior de la edificaci?n. Miranda nos cuenta que hace 11.000 a?os aquello era un recinto sagrado donde los alados realizaban rituales. De repente Shana cae al suelo y de ella sale el Esp?ritu del Drag?n Blanco, parece que ella no puede dominarlo. El Drag?n Blanco elige a Miranda como su nueva due?a. Shana cae rendida y la acompa?amos a los aposentos. Miranda se une al grupo como una Dragoon m?s.
Sin tiempo que perder nos dirigimos al Bosque Verde. Meru para abrir el sello m?gico que da entrada a su pueblo tiene que revelar su identidad como alado. Sorprendentemente el pueblo los espera, el Antepasado Blano decide unir fuerzas para que los alados puedan sobrevivir, antiguas peleas deben ser olvidadas. Los padres de Meru parecen comprender la nueva filosof?a de Blano y acogen a su hija como se merece. Vamos ante la presencia del Antepasado, antes nos toparemos con alg?n alado que no comprende el peligro reinante y que parece vivir todav?a en la Campa?a del Drag?n. Blano nos confirma que la Matadragones ya no est? entre ellos, fue robada, pero no as? el Cetro Bloqueador. El Antepasado nos teletransporta a la Tierra Prohibida e iniciamos la b?squeda.
A trav?s de unos teletransportadores llegamos a una divisi?n de caminos, situada donde est? el punto de grabaci?n. Cualquiera de los dos caminos nos lleva al mismo sitio. No obstante si optamos por el camino del Norte encontraremos m?s dificultades. En un primer momento deberemos resolver un peque?o puzzle para avanzar. Su dificultad radica en saber el orden de las especies en funci?n de su inteligencia. Para resolverlo deberemos entrar en la raza no definida situada a la derecha, gigantos, nimintos, dragones, humanos y por ?ltimo alados. Continuamos y un Virage impedir? que avancemos. La bestia no resulta dif?cil pero si pesada en tiempo, pues hasta que no acabemos con los 10.000 puntos de vida que posee no lo doblegaremos. Cuidado con su ?ltimo ataque que nos restar? unos 800 puntos. La estrategia a seguir contra los antiguos aliados de los alados es bien sabida, ataque directo a la cabeza.
Hayamos seguido uno u otro camino distinguimos en la cima el ansiado objeto. Meru tan decidida como siempre intenta coger el Cetro, en ese momento el Sagrado objeto se da la vuelta acompa?ado de un deforme enemigo. La batalla comienza. El combate ser? bastante largo, pues el momento de ataque se nos reduce a cuando el Cetro Bloqueador no levante la barrera m?gica. En ese momento los componentes de nuestro grupo se convertir?n en Dragoon uno por uno y atacar?n con su m?xima potencia. Debido al ataque m?ltiple de nuestro adversario no podremos utilizar el Especial Dragoon pues no podr?amos recuperarnos. El Cetro Bloqueador de Dragones y 9.000 puntos de experiencia ser?n la recompensa a la batalla.
Cogemos el camino del Este ahorr?ndonos tiempo en nuestra salida. Antes de llegar al punto de reuni?n con el Antepasado podemos ver como el Drag?n Divino se dispone a atacar Deningrado, ?el tiempo apremia!. El anciano intentar? teletransportarnos a la ciudad de las Hermanas Sagradas pero su fuerza ya no es la de anta?o. Los padres de Meru ayudan a Blano haciendo posible nuestra pronta llegada a Deningrado.
Demasiado tarde, el Drag?n ha arrasado la ciudad y el palacio se ha llevado la peor parte. R?pidamente nos dirigimos hacia el palacio. Las Hermanas Sagradas se encuentran en perfecto estado, por lo que buscamos a la Reina Theresa y Shana. Ascendiendo llegamos a una estancia iluminada por una c?lida luz blanca que nace del cuerpo de Shana. Nuestra amiga ha protegido a la Reina y al palacio entero de una destrucci?n total. Antes de salir de Deningrado hablamos con Martel, el comerciante de polvo de estrellas, que se encuentra ayudando a los heridos. Seg?n le vayamos dando las valiosas piedras nos la canjear? por ?tems. Hacemos una visita al vendedor de objetos y nos hacemos con unas 12 magia de luz, tipo trueno, nos da en la nariz que las vamos a necesitar.
Debemos impedir un nuevo ataque del Drag?n por lo que nos dirigimos al Bosque Verde y hablamos con el vigilante que all? hace guardia para que nos deje pasar. Subimos la monta?a tan r?pido como nos permiten nuestras piernas, en la bifurcaci?n cogemos el camino de la izquierda y a continuaci?n el puente. Cualquier otro camino nos llevar? a ?tems valiosos.
Llegando a la cima o?mos el sonido de una espada, parece que alguien se nos ha anticipado. La sorpresa es may?scula cuando presenciamos que es Lloyd el que est? peleando. El guerrero de pelo plateado tiene bastantes problemas para mantener a raya al Drag?n, aun teniendo en su poder a la Matadragones. Pero ahora no vamos tras ?l, as? que lo apartamos y entramos en combate. La lucha ser? diferente a todo lo que nos hayamos enfrentado hasta ahora, pues no servir? para nada convertirse en Dragoon. Al rev?s, los ataques del Drag?n Divino resultar?n fulminantes en dicha transformaci?n. En un primer momento el Cetro Bloqueador de Dragones se romper? en pos de restar potencia a nuestro enemigo. Haremos uso de todo tipo de magias de luz en nuestro poder, que ser? lo que m?s da?o le va a causar. Dos de nuestros personajes se encargar?n de las magias, mientras que el tercero atacar? f?sicamente. Primeramente, nos centraremos en los dos elementos que acompa?an al Drag?n para una vez fulminados centrarnos ?nicamente con ?l. El combate ser? duro, pero esta estrategia es infalible, la victoria ser? vuestra.
Cuando el enemigo es derrotado Lloyd, cual ave carro?era, hace acto de aparici?n consiguiendo el esp?ritu del Drag?n Divino en su ?ltimo suspiro. Comienza la persecuci?n de Lloyd monta?a abajo, no podemos dejar que escape con tan preciado tesoro. Hay un momento en que casi le damos caza pero nuestro enemigo se descubre como un alado al utilizar su magia para rechazarnos. Rose y Dart caen por un precipicio, pasar?n escasos segundos hasta que Meru venga a rescatarnos.
Debemos ordenar nuestras ideas. El grupo encuentra un cabo suelto al dirigirse a Miranda. En Mille Seseau se encuentra el tercer Objeto de la Luna y la Hermana Sagrada por fin nos cuenta que la Reina Theresa sabe de su existencia. Sabemos que Lloyd tiene los otros dos y que va por el tercero, as? que decidimos volver a la ciudad.
En la falda de la monta?a un soldado de Deningrado nos sale al paso y nos comenta que la Reina ha sido raptada por un guerrero invencible. Nuestro temor se ha hecho realidad. Llegamos al palacio y todos nos cuentan lo que ha sucedido. La Hermana Sagrada Wink no da todav?a cr?dito a lo que ha pasado, ella cre?a que Lloyd era una buena persona y lo ten?a en estima al haberle salvado la vida en un par de ocasiones. Debemos seguir a nuestro malvado enemigo. Miranda interviene diciendo que el Espejo de la Luna se encuentra en la Torre de Flanvel, al Oeste del Glacial Kashua. Ya sabemos cual es nuestro pr?ximo destino.
Entramos en el Glacial, avanzando seg?n las indicaciones hacia la Torre. Un monstruo de nieve, Wyndingo, nos retar? a combate. La lucha resultar? muy f?cil pues de nuevo utilizaremos a plena potencia nuestros poderes de Dragoons. Rose nos cuenta algo de la historia que rodea a la Torre de Flanvel, al parecer era el fuerte flotante de los alados, el gran poder m?gico que ten?an as? lo permit?a. Avanzamos hasta encontrarnos con Lloyd y Theresa, algo tarde como de costumbre pues los tres Objetos de la Luna est?n en su poder. Lloyd confiesa que el Emperador D?az est? detr?s de todo esto, gracias a los Objetos de la Luna se realizar? la utop?a que tienen planeada. Esta utop?a no es otra cosa que conseguir la evoluci?n a la raza 108, cosa nunca obtenida. Tras la charla comenzamos el combate que tanto tiempo llev?bamos esperando. Al igual que con el Drag?n Divino, deberemos seguir una estrategia para acabar con el alado, pues ir por libre s?lo nos llevar? a morir una y otra vez. Equipad a Dart con el Talism?n que deber?is tener en vuestro inventario, esta reliquia evita la muerte instant?nea. Lloyd tiene en su poder la Matadragones y ya visteis como le fue al pobre de Lavitz, nuestro enemigo tiene predilecci?n por realizar un ataque mortal a sus eternos enemigos, los Dragoons. Por tanto, nadie excepto Dart podr? llamar al esp?ritu del Drag?n. El resto del equipo atacar? f?sicamente o con magias a la par que se van recuperando. La gran mayor?a de ataques de Lloyd recaer?n sobre Dart por lo que transcurrido un tiempo el combate ser? nuestro.
Nuestro poderoso enemigo ha sido derrotado. Dart se dispone a darle el golpe de gracia cuando la Hermana Sagrada Wink se interpone, salvando la vida del alado. Quien nos lo iba a decir pero decidimos perdonar la vida a nuestro enemigo. Wink nos trae la mala noticia de que Shana ha sido raptada por el Emperador D?az y pone como condici?n para salvarla el que le entreguemos los tres Objetos de la Luna y a Lloyd en Vellweb. Antes de salir al mapa vamos al teletransportador que nos dej? cerca de la entrada a la batalla, cercano a este se encuentra otro teletransportador, lo utilizamos y llegamos hasta una sala donde un c?rculo est? dibujado en el suelo. Al dar unos pasos el mago Fausto aparece, si queremos evitar la lucha debemos marcharnos. Lo haremos, porque no tenemos el suficiente nivel para derrotarlo, pero prometemos volver. Sin embargo nos arriesgamos un poco y cogemos el anillo Terapia del cofre cercano.
Una vez en el mapa nos dirigimos al refugio de D?az. Obligatoriamente debemos pasar por el Monte Nevado, aprovechamos para pasar la noche en una cueva del lugar. Lloyd tiene muchas cosas que contar y nos pone al corriente del motivo por el que el Emperador necesita los tres Objetos Sagrados, los alados sellaron la especie 108 y estos son los ?nicos artefactos que permiten romper el sello. Con fuerzas recuperadas volvemos al camino, si nos acercamos al precipicio caeremos por la pendiente. All? nos espera una historia paralela al camino principal, podremos investigar el fuerte donde D?az emprendi? la lucha contra los alados.
Llegamos a capital Vellweb, explorando la zona notamos en nuestras carnes el poder de nuestros enemigos. En este punto, los tres pilares del grupo deber?an llevar un nivel igual o superior a 28, para afrontar con ?xito las continuas luchas. Shirley aparece de la nada, la antigua poseedora del esp?ritu del Drag?n Blanco nos esperaba. Antes de partir al otro mundo ten?a algo pendiente: dejar en paz las cuatro almas de los Dragoons que perdieron la vida en la Campa?a del Drag?n. Estas almas est?n retenidas en la puerta del infierno y nuestra obligaci?n moral ser? liberar esas almas para que puedan descansar en paz. El camino del Norte nos lleva a una segunda historia paralela a la principal, puntos de experiencia e ?tems ser?n nuestra recompensa si decidimos afrontarla.
Sin m?s demora cogemos el camino del Oeste para vernos las caras con D?az. La tercera puerta en sentido descendente ser? la correcta. A lo lejos vemos como Shana descansa tumbada en un altar, corremos hacia ella. Antes de llegar ante su posici?n un poder m?gico la eleva haci?ndola inaccesible, D?az hace acto de aparici?n. Le damos los Objetos de la Luna y el Emperador nos devuelve a Shana. El grupo pregunta al poderoso enemigo los motivos para hacerse con los tres artilugios. Sin pensarlo responde que anhela la destrucci?n total. Lloyd se siente enga?ado e intenta un ataque contra D?az. Como si de un enemigo menor se tratara Lloyd apenas empieza la batalla cuando es abatido por su antiguo aliado. El Emperador D?az prosigue su serm?n y se quita la mascara que le tapaba el rostro. En nuestro grupo dos expresiones saltan al un?sono: ?Pap?!, ?Zieg!. Dart reconoce a su padre en aquel hombre, igualmente Rose ve a su antiguo compa?ero y amor en D?az. Las sorpresas no han hecho m?s que empezar, tras la charla de Zieg se descubre que el Hijo de la Luna es Shana. Esta criatura se reencarna cada 108 a?os en una persona humana, siendo la ?nica posible que puede dar luz al Virage Embri?n que traer? la destrucci?n al mundo, esta es la voluntad de Soa. Un antiguo Dragoon se enter? de los planes del creador y cada vez que se produce la reencarnaci?n se encarga de matar a la criatura. A esta persona se le denomina el Monstruo Negro y resulta ser... Rose.
Fin del tercer CD


Añadir comentario